Tote bags *tienda

¡Cosas nuevas en la tienda!

Empiezo con una ronda de Tote Bags. De momento empiezo con una rosa con un pollito y otra de lunares en azul. Espero que os gusten tanto como a mi, que las utilizo un montón, las puedo llenar con todos los cachivaches que puede llevar una mami en el bolso.

Espero que os gusten.

Las podéis encontrar en la tienda.

Posavasos.

Y mientras los peques están entretenidos o duermen la siesta, tenemos que aprovechar, es nuestro momento, nos tenemos que mimar y regalarnos momentos.

¿Os apetece una taza de te, de café o un chocolate calentito? Nada mejor para una tarde de invierno. Y que mejor que tomarlo con uno de estos posavasos.

Los podéis encontrar en la tienda.

Under the sea…

Había dos veces un verano muy caluroso, no se podía aguantar. La gente salía a la calle a comer helados y beber horchata, fue el año que más helados de fresa se vendieron. Los niños jugaban en los patios de sus abuelos tirándose agua por encima para refrescarse, y otras familias se iban a la playa, a pasar el calor dentro del mar. Y de tanta gente, y de tantos niños, niñas, padres y madres que entraban al agua para refrescarse, los peces no podían nadar sin encontrar pies y piernas de personas acaloradas. Los peces, medusas, caballitos de mar y estrellas de mar, se fueron acostumbrando a la nueva situación veraniega, y cuando se empezó a terminar el verano, y las familias volvían a sus casas, los animalitos del mar los hechaban mucho de menos, y estaban tan tristes, que Poseidón, dios del mar, los reunió a todos, y les dijo que los mas valientes, podían salir del agua para ir a vivir con esos niños con los que tanto jugaron en verano. Pocos fueron los valientes, pero aquí están. Listos para volver a jugar.

 

 

Una historia de animales.

Había una vez… un día tranquilo, estábamos en casa (las peques y yo digo) y oímos que llamaban a la puerta. Miré por la mirilla y no vi a nadie. Quizas fue el viento pensamos. Pero volvieron a llamar y las peques miraron por debajo de la puerta. Ahora si! Vemos unas patitas!

Abrimos la puerta y que grata sorpresa! allí estaban esos animalitos de colores. Los dejamos entrar. Se sentaron al sofá a descansar, los pobres subieron los tres pisos con sus pequeñas patitas.

Primero se sentaron los gatos.

Luego los pandas.

Y de lo contentos que estaban, nos dieron un gran abrazo.

Y colorín colorado este cuento ha empezado…

Ya tengo tienda on line!!!!!

Y después de …

muchos pensamientos
muchas ganas
poco tiempo por invertir
dibujos infinitos
muchos bocetos
un poco de inseguridad

…me he lanzado a la piscina. Todavía le queda mucho para estar pulido.  Pero ya no podía esperar mas. Ya tengo la tienda on line!!!! Yuhuuuuu!!!

Había dos veces…

Poco a poco iré añadiendo mas cositas. Os avisaré cada vez que lo haga. Ahora mismo estoy con el subidón de tenerla ya en marcha, después de tanto esperar, es un sueño hecho realidad, y aunque creáis que no es nada del otro mundo, detrás hay mucho curro, y mucho amor también, porque cuando las cosas cuestan, se aprecian mas. Aiiii que contenta estoy!

Cuando haga mi primera venta, hago un pastel enorme para celebrarlo!

Y ahora ya se lo podéis decir a la vecina del cuarto, a vuestros hermanos, a todas las compañeras de trabajo, a todos los abuelos que conozcáis, al chico que le compráis los tomates para la ensalada, y a la panadera. A todos.

Muchas gracias.